Realiza Ecología inspección en obra de manantial de San Ignacio


• No se hallaron indicios de daño ecológico; sin embargo, habrá un seguimiento por tratarse de una zona de especies endémicas de tipo xerófilo


En atención a versiones difundidas sobre presunto daño a plantas xerófilas en la zona del manantial de San Ignacio, la Dirección de Ecología realizó una inspección en el lugar de referencia, sin que se hallasen indicios de deforestación a lo largo del tramo en que se realiza la rehabilitación de la línea de conducción de agua; sin embargo, habrá un seguimiento para garantizar que no haya desequilibrios ecológicos.
El encargado de despacho de la Dirección de Ecología, Humberto Romero Salazar, informó que el pasado lunes se realizó una inspección, cuyos resultados quedaron asentados en el acta con folio 129/2020, con relación a la obra que se realiza en las zonas de Santiago Tula y San José Tochapa.
El acta de inspección señala que no se halló material xerófilo (cactáceas) o de tipo semidesértico dañado o derribado a lo largo de la zanja donde se llevan a cabo trabajos de colocación de tubería; a los lados, se encontró material propio de la obra, sin que tampoco se apreciaran daños al ecosistema.
Romero Salazar enfatizó que si bien los resultados de la inspección fueron contrarios a las versiones difundidas, se dará seguimiento al caso para que la constructora, contratada por el Ayuntamiento para esa obra, cumpla con la Norma Oficial Mexicana 059-SEMARNAT-2010, referente a la protección de especies de flora y fauna consideradas en riesgo.
Agregó que se cuenta con evidencia fotográfica que sustenta el contendido del acta citada. Sobre la brecha que se asegura se abrió durante la obra, se constató que se trata de un sendero abierto con años de antelación.
De igual manera, precisó que la zona de la obra no está comprendida dentro de la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán; sin embargo, se dará cuenta a dicho organismo de la inspección realizada, ya que, en efecto, en el lugar existen especies endémicas de tipo xerófilo que deben protegerse, razón por la cual se dará el seguimiento al desarrollo de la obra.